Nº Reg. Sanitario C-36-002587

Temas

Cómo mejorar nuestra relación con la comida

22/05/2019 · Trastornos de la conducta alimentaria

Antes de que sigas leyendo, comentarte que no hay un “truco” que le funcione a todo el mundo, ni que siguiendo lo que vamos a comentar vas a superar todos los problemas que tienes en cuanto a la comida. Sin embargo, el mindfulness, que es de lo que vamos a hablar, puede ayudar a mejorar la relación con la comida, desde el ser consciente de lo que estamos comiendo, cómo y por qué. En nuestra consulta de psicología en Vigo, en ocasiones, utilizamos estas técnicas para ayudar a nuestros pacientes en su proceso de recuperación.

Mindfulness

El mindfulness es poner nuestra atención, siendo totalmente conscientes de lo que ocurre dentro de nosotros y a nuestro alrededor. Es una herramienta que podemos practicar y cultivar para que nos ayude, ya no solo en nuestra relación con la comida, si no también en otros aspectos de nuestra vida.

Y, ¿por qué nos puede ayudar a mejorar nuestra relación con la comida? Básicamente, porque cambia los juicios que hacemos sobre nosotros mismos, aspecto que nos ayuda a gestionar emociones desagradables (tal y como comentábamos en este artículo), y nos lleva hacia una visión de nutrirnos y cuidarnos. En definitiva, permite respetar nuestro cuerpo y nos enseña a que decidamos entre lo que queremos comer, y no tanto lo que debemos o no debemos comer por autoimposiciones. En Adamia Psicología hacemos hincapié en este ámbito, en los casos de Trastornos de la Conducta Alimentaria, ya que consideramos que respetar a nuestro cuerpo y a nosotros/as mismas es algo fundamental.

¿Qué podemos hacer para empezar a ser conscientes a la hora de comer?

  • Sé consciente de lo que comes y bebes, al menos los tres primeros bocados/sorbos.
  • Come con calma, despacio. Saborea cada trozo que tengas en la boca.
  • Para entre bocado y bocado (puedes ayudarte dejando los cubiertos sobre la mesa).
  • Empieza a escuchar a tu cuerpo y a diferenciar entre “ya estoy satisfecho/a, no tengo hambre” y “no puedo más, estoy lleno/a”. No hace falta terminar las comidas con la sensación de estar llenos.
  • Prepara una comida a la semana de forma consciente y que contenga belleza en todos los aspectos. Mantel bonito, plato bonito, mezcla de colores... y nútrete tanto de forma visual como después al comerlo.

Lo que hemos contado son prácticas para comenzar con el mindfulness en alimentación, de forma muy básica, que también utilizamos en nuestra consulta de psicología en Vigo. Si quieres saber más puedes leer el libro “Comer atentos” de Jan Chozen Bays, que se centra en todas las experiencias que podemos encontrar siendo conscientes de cómo nos alimentamos y en cómo mejorar nuestra relación con la comida.

Si consideras que tu forma de alimentarte te perjudica más de lo que te ayuda o que incluso consideras a la comida como a un enemigo, ponte en manos de un profesional de la salud. En Adamia Psicología estaremos encantadas de ayudarte en la parte más psicológica del proceso de mejora.

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

¡Compártelo!

Envíanos un WhatsApp
640 106 888