Nº Reg. Sanitario C-36-002587

Terapia de pareja y sexología en Vigo

Los problemas de pareja y la sexología son dos ámbitos de especialidad en Adamia Psicología.

Saber más

Trastornos de la conducta alimentaria en Vigo

En Adamia Psicología estamos especializadas en terapia con trastornos como la bulimia, la anorexia y el trastorno de atracones.

Saber más

Trastornos Infantiles en Vigo

En la consulta de Adamia Psicología en Vigo realizamos terapias en casos de acoso escolar (bullying), problemas de conducta y déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Saber más

Consulta de psicología en Vigo

Adamia Psicología es una consulta de psicología en Vigo en la que encontrarás aspectos clave para el buen desarrollo de los más pequeños de la casa, así como un soporte para aquellos adultos que también lo necesiten.

Nuestras terapias comprenden los Trastornos de la conducta alimentaria, trastornos infantiles y Terapia de Pareja y Sexología.

Contamos con años de experiencia profesional aplicando los tratamientos psicológicos más avanzados para cada caso.

En Adamia Psicología te garantizamos una atención totalmente personalizada y de calidad.

En nuestra consulta de psicología en Vigo trabajamos para ayudarte a encontrar el bienestar emocional que buscas, en un espacio pensado para que te reencuentres, recuperes tu estabilidad y puedas vivir en armonía tu vida.

Atendemos en consulta con cita previa. Llámanos o mándanos un email, te atenderemos al momento.

Tarifas

  • Ico oferta

    Primera consulta al 50% de descuento.
    Precio 30€

  • Ico consulta

    Terapia individual o de pareja, consultas aisladas.
    Precio 60€

  • Ico bono

    Bono 5 sesiones (individual o pareja).
    Precio 200€ 40€/sesión

  • Ico género

    Mismos precios para terapia individual y de pareja.

  • Ico Registro
    Nº Registro Sanitario
    C-36-002587
  • Ico Skype
    Atención psicológica
    vía Skype
  • Ico Cita Previa
    Atención en consulta
    con cita previa
  • Ico Teléfono
    Llámanos e infórmate
    640 106 888
Lucía Trigo Millán

LucíaTrigo Millán

Número de colegiada G-5056.

Estudia psicología (rama clínica) en la Universidad de Santiago de Compostela. Posteriormente, realiza el Máster Sanitario de Práctica Clínica con la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitivo Conductual (AEPCCC).

Especialidad adquirida: Psicóloga Sanitaria Colegiada: G-5056.

Entra en contacto con la Asociación de Bulimia y Anorexia de Pontevedra (ABAP), en la que lleva a cabo la labor de psicóloga, participando en un programa de formación de 200 horas.

Tras esta formación, decide comenzar con Adamia Psicología junto con la psicóloga Rosalía Campos.

En 2018 realiza un curso de Técnicas en Terapia Breve para mejorar el abordaje de los diferentes casos que se ven en consulta.

Rosalía Campos Álvarez

RosalíaCampos Álvarez

Número de colegiada G-5248.

Estudia psicología (rama clínica) en la Universidad de Santiago de Compostela.

Especialidad adquirida: Psicóloga Sanitaria Colegiada: G-5248.

Entra en contacto con la Asociación de Bulimia y Anorexia de Pontevedra (ABAP), en la que lleva a cabo la labor de psicóloga, además de adquirir un certificado oficial de posgrado de 400 horas. Posteriormente, trabaja como psicóloga en un gabinete privado especializado en Terapia de Pareja y Sexología y colabora con un proyecto didáctico llamado Pornoeducativo, dirigido por psicólogos y sexólogos. Además, en el presente ejerce como psicóloga en un centro especializado en Trastornos de la Conducta en adolescentes, abordando los casos de Trastornos de Alimentación.

Tras esta formación, decide comenzar con Adamia Psicología junto con la psicóloga Lucía Trigo.

Últimas noticias de Adamia Psicología

Tres consejos para una buena gestión emocional

Tres consejos para una buena gestión emocional

Hace 16 horas

En la siguiente fotografía, podréis ver tres sencillos consejos para aprender a gestionar mejor nuestras emociones, un aspecto clave para sentirse feliz, seguro/a y completo/a con la vida. 

Cómo tener un verano consciente

Cómo tener un verano consciente

10/07/2019

Empezamos este apartado con muchas ganas, proporcionando información más visual aprovechando que estamos en la época veraniega y nos apetecen cosas frescas.

 

En la infografía de hoy os presentamos cinco pasos para tener un verano un poco más consciente, que nos ayude a vivir el presente y a disfrutar del momento que estamos viviendo. 

 

 

Anorexia nerviosa: pautas para madres y padres

Anorexia nerviosa: pautas para madres y padres

Una de las especialidades que tratamos en Adamia Psicología es la de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, entre los cuales estaría la anorexia nerviosa. La anorexia nerviosa es un trastorno mental grave que se caracteriza, entre otros síntomas, por la pérdida desproporcionada de peso, el miedo intenso a engordar, la alteración de la imagen corporal y la negativa a comer.

Cuando una persona llega a nuestra consulta de psicología con este diagnóstico, además de valorar su estado físico y mental, como psicólogas en Vigo también deberemos analizar el clima familiar por si pudiera existir alguna situación desfavorable, así como proporcionarles pautas a las madres y padres. Y es que es una situación muy difícil de gestionar por el entorno más cercano, y la preocupación y angustia de los padres puede traducirse en sobre-protección del/la hijo/a (lo cual no contribuye a la superación del problema).

Como pautas preventivas para madres y padres de pacientes con anorexia nerviosa encaminadas a evitar dificultades mayores destacamos las siguientes:

a) Mantener la rutina de las comidas familiares de forma organizada (si no es posible la comida, la cena), ya que uno de los síntomas primeros en la anorexia nerviosa es el no querer participar en la comida y “evitar que los demás vean lo que comen”. El/la paciente deberá adaptarse al menú familiar de manera gradual y comer acompañado/a en la medida de lo posible. Solo así podrá empezar a desarrollar un comportamiento alimentario adecuado. Sería conveniente que los padres le sirvieran el plato y se cree un clima lo más confortable posible, en el que se eviten comentarios sobre la comida, ya que esto presiona todavía más al/a la paciente y perpetúa el problema.

b) Continuar con las revisiones médicas periódicas hasta la adolescencia para prevenir pérdidas de peso importantes o desproporción con la altura. A su vez, deberá tenerse conocimiento de los ciclos menstruales en caso de ser mujer (en la anorexia nerviosa desaparece la regla si hay una bajada muy acusada de peso, a lo cual se le conoce por el término de amenorrea).

c) Procurar una educación familiar y escolar basada en la prevalencia de los valores humanos sobre los estéticos de “culto” al cuerpo, intentando contrarrestar los mensajes sociales (televisión, muñecas Barbie, modas, anuncios, redes sociales, etc.).

d) Seguir la evolución del hijo/a adolescente ante cambios en su forma de ser y de comportarse, ya que otros síntomas de la anorexia nerviosa pueden ser la hiperactividad, las actitudes perfeccionistas, la auto-exigencia personal o un excesivo orden en su vida.

e) Asesorarse como padres y prestar atención desde edades tempranas a aquellos desajustes alimentarios que vayan surgiendo (por ejemplo, tras intentos de dietas o tras acontecimientos vitales estresantes), puesto que la prevención evita los futuros problemas.

f) Favorecer un clima familiar adecuado, con frecuente comunicación y conocimiento de los hijos. Los pacientes con anorexia nerviosa frecuentemente reclaman la atención y afecto de los padres, por lo que la comunicación es muy importante para tratar sanamente estos síntomas. Algo que no se debe hacer es subsanar estas llamadas de atención (muchas veces en forma de comportamientos hostiles), con una actitud de sobre-protección, la cual contribuirá a que la persona no desarrolle de manera autónoma las herramientas necesarias para curarse.

Y es que ser padre o madre de una persona con anorexia nerviosa también conlleva mucho sufrimiento. No se tienen porqué tener las herramientas ni el conocimiento y fácilmente emerge la emoción de culpabilidad, de ahí la importancia de que nuestras pautas lleguen a ellos. 

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

¿Por qué me enfado cuando tengo celos?

¿Por qué me enfado cuando tengo celos?

19/06/2019

Responder a esta pregunta, que puede parecer sencilla, no es tarea fácil. Cuando sentimos celos pueden confluir dentro de nosotros diferentes emociones. En Adamia Psicología, consideramos que los celos se asocian a tres emociones básicas: el miedo, el enfado y la tristeza, o si los manifestamos de forma más radical nos encontraríamos con el terror, la furia y la desesperación. En este otro artículo puede leer más acerca de los celos.

Por lo general, la mayoría de personas experimentan cuando sienten celos una confluencia de las tres emociones básicas, pero una suele predominar sobre el resto y resulta más significativa para la persona. En nuestra consulta de psicología en Vigo, explicamos que reconocer esta emoción es el primer paso para poder trabajarla y aprender a gestionarla, ya que de esta forma se podrán diseñar herramientas dirigidas a la gestión de esta emoción que ayuden a solucionar los problemas que haya podido generar. En este caso, vamos a hablar del enfado.

Enfado - ira

Si te pido que imagines a una persona enfadada, creo que coincidiremos en imaginarla de la siguiente manera: postura rígida, puños cerrados, ceño fruncido, venas hinchadas, gritando… Sería algo parecido a la siguiente imagen, ¿verdad?

En Adamia Psicología, entendemos que la ira es una emoción que surge cuando no nos parece justo algo que estamos viviendo o cuando sentimos que atenta contra nuestro bienestar. Nos puede ayudar a dar nuestro punto de vista ante una situación pero, si nos desborda y no podemos gestionarla, nos genera otros problemas. Si nos sentimos enfadados ante una situación en la que sentimos celos, podemos preguntarnos lo siguiente: 

  • ¿Siento enfado hacia mi pareja, hacia mí, hacia otra persona?
  • ¿Lo que me enfada es una situación, una persona o que no puedo controlar la situación?
  • ¿Me enfada algo que temo que pueda suceder como consecuencia de la situación actual?
  • ¿Qué es lo que considero injusto de la situación?

Entender nuestros pensamientos ante dicha situación y objetivizarlos, nos permite ver la situación sin cerrarnos en una sola idea. Al principio puede no ser fácil contestar a estas preguntas pero, si lo conseguimos, nos daremos cuenta de si nos estamos guiando por nuestras inseguridades o imaginaciones. Como comentaba antes, esto no es la solución, pero construye la base para empezar a gestionar nuestro enfado.

Si detectas que estás sintiendo celos, que no encuentras las herramientas necesarias para gestionarlos y que está afectando a tu estado de ánimo y/o a tu pareja, pide ayuda y contacta con un profesional. Con trabajo, esfuerzo y paciencia, puedes aprender a gestionar tus emociones.

 

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

La clave del éxito de Rafa Nadal: la resiliencia

La clave del éxito de Rafa Nadal: la resiliencia

12/06/2019

Rafael Nadal, más conocido por todos nosotros como Rafa Nadal, es un tenista profesional español de 33 años que ocupa el segundo puesto en el ranking ATP. Es considerado uno de los mejores tenistas a nivel mundial de todos los tiempos y, más allá del ámbito tenístico, también uno de los mejores deportistas. DEPORTISTA con todas las letras. Rafa es para todos sus seguidores un símbolo de esfuerzo, de aprendizaje y de madurez emocional. Él es luchador dentro y fuera de la pista, es capaz de sobreponerse a los momentos difíciles y siempre desde la profesionalidad y el respeto hacia el rival.

Estos días se ha hablado mucho de Rafa Nadal, tras su luchada y merecida victoria en la final del torneo Roland Garros, la cual supuso su duodécimo trofeo en este torneo. Todos nos preguntamos, ¿cómo puede seguir estando a su 100% después de llevar una larga temporada con dificultades y lesiones? ¿Cómo puede ser tan fuerte psicológicamente? ¿Cómo lo ha conseguido?

Rafa ha empezado con la raqueta siendo muy pequeño, tanto que su primera competición a nivel profesional la disputó a los quince años. Sabiendo que el tenis es un deporte muy exigente ya no solo a nivel físico, sino también a nivel mental, ¿cómo puede ser que Rafa lleve tantos años con esa exigencia y sepa siempre reponerse y seguir ganando? La respuesta la podríamos desglosar en dos puntos: el primero, gracias a sus visibles habilidades e indudable competencia física en este deporte; y, el segundo, debido a su capacidad psicológica de conocer y llevarse bien con sus emociones y reponerse ante los obstáculos.

Hoy nos centraremos en el segundo de los puntos y como psicólogas en Vigo explicaremos la relación entre la psicología y el deporte. Como podéis suponer son dos términos que van muy de la mano, y más cuánto más exigente sea el deporte a nivel mental. El tenis es una competencia en la que va a existir para bien o para mal una consonancia entre el estado emocional del jugador/a y su rendimiento, por eso requiere de estabilidad tanto dentro como fuera de la pista; implica desarrollar un fuerte sentimiento de responsabilidad, puesto que todo lo que pase durante el set dependerá de la competencia del/de la tenista; y necesitará de un análisis racional de los errores, para que las emociones y las inseguridades no logren transformar el partido y se busque siempre la manera de corregir lo que no ha salido bien para reponerse y seguir mejorando.

Pues bien, la ardua capacidad que permite aprender todo esto a nivel psicológico es la resiliencia. ¿Conocíais el término?

La resiliencia se define como la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite, traumas o dolores emocionales, y sobreponerse a ellos. Nos permite salir fortalecidos en el proceso y entender de qué manera podemos aprender algo de todos estos obstáculos.

La persona resiliente adquiere con los años la madurez emocional necesaria para encajar las situaciones injustas y, lejos de hacerse una persona más débil e insegura, va forjando con el tiempo su versión más fuerte. Una persona resiliente no se queja, busca soluciones. Sabe hablar de sus fracasos o momentos difíciles desde la aceptación, entendiendo siempre de qué manera puede seguir creciendo, aprendiendo y mejorando.

El término de la resiliencia en seguida se vincula a Rafa Nadal, que después de un año y medio con problemas y lesiones, ha sabido reponerse física y mentalmente hasta que el pasado domingo nos regaló el trofeo de Roland Garros, por duodécima vez. Tanto es así, que ya en el año 2004 había sido premiado por el Instituto Español de Resiliencia.

Pero como cabe esperar, la resiliencia no solo aparece en el ámbito deportivo. En Adamia Psicología la trabajamos en las terapias psicológicas en seguimiento, ya sea en Terapia de Pareja, en Trastornos de la Conducta Alimentaria, en Terapia Infantil o en Terapia para Adolescentes. Sea cual sea el caso, la resiliencia le permitirá al paciente mantener las mejorías a largo plazo y, sobre todo, aprender de las situaciones difíciles vividas y convertirse en una persona cada vez más fuerte.

Y es que…lo que no te mata, te hace más fuerte (dijo la resiliencia).

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

"No sé qué más hacer para que mi hijo/a se porte bien"

"No sé qué más hacer para que mi hijo/a se porte bien"

05/06/2019

Educar a los/as hijos/as no es tarea fácil. No vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo, por lo que en ocasiones, es lógico que haya cosas que podemos estar haciendo regular y que podían ir mejor. En nuestra consulta de psicología en Vigo, nos encontramos con padres y madres desbordados, que ya no saben qué más hacer para que sus pequeños/as les obedezcan y se porten bien. Suelen referir que ya han hecho de todo y nada funciona.

En estos casos, han llevado a cabo todos los recursos a su alcance. Empiezan con pequeños castigos y, si se siguen portando mal, los van aumentando. Pero… ¿qué ocurre cuando ya no pueden castigarles más? ¿Cuándo ya no tienen más juguetes/aficiones que quitarles? Por lo general, ocurre que al niño/a ya le da igual, es decir, tiene la sensación de que aunque haga cosas buenas, van a seguir quitándole “premios”, por lo que no tiene esa necesidad de portarse bien. Cuando vemos casos así, en Adamia Psicología, hablamos con los progenitores acerca de lo que está funcionando y de lo que no. Lo que no funciona, es preferible, dejar de utilizarlo.

Tenemos que entender que los castigos se aplican para que aprendan lo que está bien y lo que está mal, lo que queremos que repitan y lo que deseamos que dejen de realizar, por ser dañino o perjudicial para su educación. Poner límites en la infancia es importante pero castigar por no saber qué más hacer, no es la solución. En nuestra consulta de psicología en Vigo explicamos que los castigos tienen que ser consecuentes, de duración determinada, no muy extendidos en el tiempo y, sobre todo, que una vez aplicados, es preferible no quitarlos, ya que si no los/las niños/as aprenden que pueden hacer lo que quieran porque aunque los castiguen, no va a ser un castigo tan duro. Además, es positivo para el aprendizaje, combinar la educación con el refuerzo.

Importancia del afecto y del refuerzo

En Adamia Psicología, consideramos que a la hora de educar, es fundamental que los/las pequeños/as se sientan apoyados por nosotros/as y que puedan confiar a la hora de contarnos sus preocupaciones. Mostrarles nuestro afecto y cariño es muy importante para su desarrollo.


Además, es muy importante también el refuerzo; destacar aquellos aspectos positivos, y no solamente centrarnos en los negativos. Que se sientan comprendidos, escuchados y reforzados, les permitirá crecer adecuadamente.

 

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

Ver más publicaciones

Ico Play

Síguenos en Facebook