Nº Reg. Sanitario C-36-002587

Terapia de pareja y sexología en Vigo

Los problemas de pareja y la sexología son dos ámbitos de especialidad en Adamia Psicología.

Saber más

Trastornos de la conducta alimentaria en Vigo

En Adamia Psicología estamos especializadas en terapia con trastornos como la bulimia, la anorexia y el trastorno de atracones.

Saber más

Trastornos Infantiles en Vigo

En la consulta de Adamia Psicología en Vigo realizamos terapias en casos de acoso escolar (bullying), problemas de conducta y déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Saber más

Consulta de psicología en Vigo

Adamia Psicología es una consulta de psicología en Vigo en la que encontrarás aspectos clave para el buen desarrollo de los más pequeños de la casa, así como un soporte para aquellos adultos que también lo necesiten.

Nuestras terapias comprenden los Trastornos de la conducta alimentaria, trastornos infantiles y Terapia de Pareja y Sexología.

Contamos con años de experiencia profesional aplicando los tratamientos psicológicos más avanzados para cada caso.

En Adamia Psicología te garantizamos una atención totalmente personalizada y de calidad.

En nuestra consulta de psicología en Vigo trabajamos para ayudarte a encontrar el bienestar emocional que buscas, en un espacio pensado para que te reencuentres, recuperes tu estabilidad y puedas vivir en armonía tu vida.

Atendemos en consulta con cita previa. Llámanos o mándanos un email, te atenderemos al momento.

Tarifas

  • Ico primera consulta

    Primera consulta.
    Precio 30€

  • Ico terapia individual

    Terapia individual.
    Precio 50€

  • Ico terapia pareja

    Terapia de pareja.
    Precio 60€

Si no vives en Vigo o no puedes desplazarte a nuestra consulta, te atendemos, sin coste añadido, vía online.

  • Ico Registro
    Nº Registro Sanitario
    C-36-002587
  • Ico Skype
    Atención psicológica
    vía Skype
  • Ico Cita Previa
    Atención en consulta
    con cita previa
  • Ico Teléfono
    Llámanos e infórmate
    640 106 888
Lucía Trigo Millán

LucíaTrigo Millán

Número de colegiada G-5056.

Estudia psicología (rama clínica) en la Universidad de Santiago de Compostela. Posteriormente, realiza el Máster Sanitario de Práctica Clínica con la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitivo Conductual (AEPCCC).

Especialidad adquirida: Psicóloga Sanitaria Colegiada: G-5056.

Entra en contacto con la Asociación de Bulimia y Anorexia de Pontevedra (ABAP), en la que lleva a cabo la labor de psicóloga, participando en un programa de formación de 200 horas.

Tras esta formación, decide comenzar con Adamia Psicología junto con la psicóloga Rosalía Campos.

En 2018 realiza un curso de Técnicas en Terapia Breve para mejorar el abordaje de los diferentes casos que se ven en consulta.

Rosalía Campos Álvarez

RosalíaCampos Álvarez

Número de colegiada G-5248.

Estudia psicología (rama clínica) en la Universidad de Santiago de Compostela.

Especialidad adquirida: Psicóloga Sanitaria Colegiada: G-5248.

Entra en contacto con la Asociación de Bulimia y Anorexia de Pontevedra (ABAP), en la que lleva a cabo la labor de psicóloga, además de adquirir un certificado oficial de posgrado de 400 horas. Posteriormente, trabaja como psicóloga en un gabinete privado especializado en Terapia de Pareja y Sexología y colabora con un proyecto didáctico llamado Pornoeducativo, dirigido por psicólogos y sexólogos. Además, en el presente ejerce como psicóloga en un centro especializado en Trastornos de la Conducta en adolescentes, abordando los casos de Trastornos de Alimentación.

Tras esta formación, decide comenzar con Adamia Psicología junto con la psicóloga Lucía Trigo.

Últimas noticias de Adamia Psicología

¿Es la Obesidad un Trastorno de la Conducta Alimentaria?

¿Es la Obesidad un Trastorno de la Conducta Alimentaria?

Realmente, la obesidad no es considerada como un trastorno de la conducta alimentaria, según los manuales diagnósticos de los trastornos mentales. Sin embargo, sí que se considera que el apoyo psicológico en algunos casos de obesidad, es fundamental. En nuestra consulta de psicología en Vigo, ayudamos a personas con sobrepeso y obesidad para mejorar su calidad de vida, ya que existen factores emocionales y conductuales que afectan al desarrollo y evolución de la obesidad.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta, cuando hablamos de obesidad, que existen consecuencias psicológicas y sociales que influyen a la hora de seguir un tratamiento y del bienestar de la persona. Por ese motivo, en Adamia Psicología consideramos que el papel del o de la profesional de la psicología en muchos casos de obesidad es imprescindible. El trabajo en esas variables que están afectando a la persona es fundamental para el éxito del tratamiento.

  • Entonces... ¿todas las personas con obesidad tienen que acudir a un/a profesional de la psicología? No.

  • Y... ¿cuándo consideráis que es adecuado que sí que acuda? Cuando lleva años de evolución, le supone problemas sociales y/o familiares, cuando el hambre emocional le lleva a tener una mala relación con la comida, cuando nunca se siente "lleno/a", cuando le afecta a su autoestima, tiene inseguridad...

Todas estas variables, las trabajamos diariamente en nuestra consulta de psicología en Vigo. No todas las personas con obesidad necesitan hacer terapia psicológica pero, en muchos de los casos, una intervención desde la psiconutrición, ayuda a mejorar la efectividad del tratamiento y la calidad de vida de la persona. Mejorar la relación que tenemos con la comida es posible. En Adamia Psicología, trabajamos conjuntamente las psicólogas, en colaboración con el nutricionista Nicolás Piedrafita, para que este cambio sea posible.

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

 

¿Qué les pasa a los adolescentes de ahora?

¿Qué les pasa a los adolescentes de ahora?

11/02/2020

¿Son iguales los adolescentes de antes y de ahora? ¿Han evolucionado de forma distinta? ¿Hay factores comunes?

Una de nuestras especialidades en Adamia Psicología es la Terapia para Adolescentes, con lo que a diario interactuamos con ellos, aprendemos de ellos y también empatizamos con ellos. Pero lo que sí es cierto es que las generaciones siguen evolucionando y con ello el alcance a la información, los aprendizajes de cada etapa y el desarrollo de la adolescencia en este caso.

Lo que está claro es que la adolescencia es una etapa del desarrollo cargada de conflictos (necesarios), que nos permiten ir forjando nuestra personalidad, nuestra ideología, nuestros deseos, nuestros amigos/as, nuestra identidad sexual… Bien, pues partiendo de que es una etapa conflictiva, no deberíamos sumarle más dificultades, y es por ello que como psicólogas en Vigo ciertos aspectos nos preocupan. Los sintetizamos a continuación:

1) La manera de socializar ha cambiado bastante, el cara a cara y las conversaciones rutinarias se ven transformadas en comunicación a través de una pantalla, mucho más fría e impersonal. Las malas interpretaciones se incrementan (ya que eliminamos el lenguaje corporal y paralingüístico, tono de voz, gestos…), y la falsa valentía de criticar bajo el anonimato aumenta a pasos agigantados. Y, en consecuencia, también el ciberbullying. Todo ello se normaliza (“tod@s lo hacen”), y ahí está el mayor de los problemas. También las redes sociales les enseñan una idea de perfección no alcanzable, que se transforma en frustración y en necesidad de aprobación. Se prefiere compartir lo vivido por redes sociales, que vivirlo. Todo ello hace aumentar también los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

2) No disponen de límites bien definidos. Se tiende cada vez más a la sobreprotección, al no marcaje de límites definidos (incrementan los casos de adolescentes que tienen el poder en casa, ellos deciden y manipulan a su antojo). En nuestra consulta de psicología en Vigo, nos encontramos con padres y madres perdidos en la educación de sus hijos, y es que muchas veces si no se han marcado límites en la infancia, pretender hacerlo en la adolescencia, resulta mucho más difícil. Por esta falta de límites, los adolescentes recurren a las redes sociales, al coqueteo con sustancias o a constantes llamadas de atención, tanto en la forma de vestir como en ciertas actitudes (“nunca es suficiente, no hay un límite alcanzable, siempre se puede más y más”).

3) Como consecuencia de lo anterior, necesitan demasiada atención de sus progenitores (y se creen con el privilegio de merecer recibirla constantemente). Llaman su atención de una manera disfuncional, a través de actitudes o constantes variantes en el aspecto físico, no a través de la palabra y la conversación que, como mencionábamos en el punto uno, se está perdiendo. Y al no aprenderlo, también es lógico que no lo utilicen como medio de comunicación.

Lo que está claro es que los adolescentes en gran parte son reflejo de lo que les enseñamos los adultos y la cada vez más superficial sociedad. No sería justo culparles cuando reciben en su día a día toda esta información y no disponen de recursos alternativos. Debemos empatizar con ellos y corregir estos comportamientos desde la infancia para prevenir una adultez difícil y carente de herramientas. Pero sabiendo que el primer modelo debemos ser nosotros, los adultos.

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

¿Qué son los pensamientos todo o nada?

¿Qué son los pensamientos todo o nada?

05/02/2020

A lo que comúnmente llamamos pensamiento todo/nada, blanco/negro o bueno/malo, es lo que se conoce en psicología como pensamiento dicotómico. En Adamia Psicología consideramos que este tipo de pensamiento podemos tenerlo todos/as en cualquier momento. Sin embargo, cuando categorizamos en demasía puede generarnos un problema o limitarnos en diferentes aspectos de nuestra vida, ya que es un pensamiento muy rígido. 

Como es algo habitual, en nuestra consulta de psicología en Vigo, podemos encontrar este tipo de pensamiento en las diferentes intervenciones que llevamos a cabo. Os dejamos unos ejemplos:

  • En trastornos de la conducta alimentaria: “este alimento es bueno y este alimento es malo”. Si solamente me rijo por esta categorización, seguramente tienda a evitar aquellos alimentos que considero malos. Pero… ¿qué ocurre cuando nos prohibimos un alimento? Os lo explicamos en esta publicación.

  • En problemas de pareja: “todo lo hago yo, él/ella no hace nada”. Si solamente nos centramos en lo que la otra persona no hace y no buscamos sus puntos fuertes, probablemente las discusiones de pareja aumenten y la comunicación fluida disminuya, así como la frustración por sentir que todo el peso de la casa, la familia… cae sobre mí. 

  • En problemas infantiles: “se porta mal”. Si nuestro/a hijo/a escucha esta frase frecuentemente y no hay refuerzo positivo en otras ocasiones, porque tiene una conducta que nos molesta, también va a aceptar esa dicotomía. “Si me porto mal, soy malo/a”. Aquí tenéis una publicación en la que hablamos del refuerzo y del afecto hacia los niños/as.

Si solemos categorizar lo que nos ocurre, puede ser útil empezar a ser conscientes de que lo hacemos y escribirlo en un papel, ya que nos ayudará a verlo con otra perspectiva. Si consideras que es algo que te limita en algún ámbito de tu vida, en nuestra consulta de psicología en Vigo podemos ayudarte.

Nuestro mundo no está hecho de blancos o negros, hay una gama inmensa de colores que podemos disfrutar y la que nos permitirá llevar una vida más satisfactoria con nosotros/as mismos/as y con los demás. ¿Te animas a pintar los diferentes colores?

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

 

¿Qué voy a aprender si acudo a terapia?

¿Qué voy a aprender si acudo a terapia?

28/01/2020

En ocasiones, en nuestra consulta de psicología en Vigo tratamos con personas que llegan a nosotras con muchas dudas y con muchos miedos e, incluso, con muchos prejuicios. Somos conscientes de que la psicología arrastra todavía mucho estigma pero también somos conscientes de que ese estigma está infundado, puesto que en muchos momentos de nuestras vidas vamos a necesitar ayuda de los demás (por ello vivimos en sociedad).

¿Qué implica necesitar y recibir ayuda? Pues poder desarrollar las herramientas necesarias para solucionar una situación que nos genera malestar y nos impide avanzar. En definitiva, adquirir los recursos necesarios para ser más felices.

Ya sea en el perfil de Trastornos de la Conducta Alimentaria, en Terapia para Adolescentes o en Terapia de Pareja y Sexología, lo que podemos ganar al acudir a terapia psicológica es bastante similar.

En Adamia Psicología os sintetizamos las ventajas a continuación:

- Ganar en autoconocimiento. Es fácil describir la personalidad de un buen amigo o de un familiar muy cercano, ¿verdad? Pero, ¿podéis imaginaros lo gratificante que es conocerse y definirse a uno/a mismo/a? Eso nos permitirá conocer nuestras fortalezas y debilidades y adaptarnos lo mejor posible a las situaciones cotidianas.

- Aumentar nuestra autoestima y nuestro bienestar emocional. Una vez nos conocemos, desarrollamos la oportunidad de decidir querernos, respetarnos y comprendernos. Eso nos dará la verdadera felicidad.

- Solucionar problemas. Encontraremos los recursos necesarios para enfrentarnos a nuestros miedos y a los momentos difíciles.

- Tener la tranquilidad y la seguridad de que “pase lo que pase en el futuro, yo tengo las herramientas”.

El objetivo de una terapia psicológica no solo es solventar una situación concreta, sino aplicar lo aprendido al futuro. Que todo lo aprendido se convierta en permanente; eso es lo que consolida un verdadero aprendizaje.

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

¿De qué hablamos cuando decimos "mala relación con la comida"?

¿De qué hablamos cuando decimos "mala relación con la comida"?

En numerosas ocasiones os hemos hablado de tener una mala relación con la comida (que podemos encontrarla en casos de Trastornos de la Conducta Alimentaria o en población no clínica), pero realmente, la comida no es lo único que hay que trabajar en estos casos. Es decir, hablamos de relación, porque la forma de interactuar con ella, su contexto, cómo nos hace sentir y para qué la utilizamos, es muy importante y, sobre todo, lo que más trabajamos en nuestra consulta de psicología en Vigo. No es tanto qué como, si no cómo, para qué, por qué y con quién lo hago.

En Adamia Psicología consideramos que es importantísimo trabajar estos aspectos y, por ello, utilizamos muchas veces la siguiente imagen para explicar todo lo que hay detrás de esa relación y por qué se ha llegado a ella.

Cómo podréis imaginar, todo lo invisible, lo que está debajo del iceberg es lo que hay que aprender a gestionar. En nuestra consulta de psicología en Vigo, estudiamos y evaluamos los casos detalladamente para entender qué factores son los que han propiciado esa mala relación con la comida, ya que hay que tener en cuenta, que tanto los factores visibles como los invisibles, no se dan en todas las circunstancias ni en todas las personas. Es por ello, que valoramos una terapia personalizada para ayudar a la persona a entender porqué ha llegado al punto en el que se encuentra y qué herramientas podemos utilizar para ir mejorando esa relación con la comida.

Mejorar nuestra relación con la comida es posible mediante un cambio de hábitos y, si es necesario, contando también con ayuda profesional. En Adamia Psicología podemos ayudarte en el ámbito emocional y, además, contamos con la colaboración del Nutricionista Nicolás Piedrafita, para ocuparse de la parte de la alimentación.

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

 

¿Qué fases atravesamos cuando un familiar muere o enferma de cáncer?

¿Qué fases atravesamos cuando un familiar muere o enferma de cáncer?

15/01/2020

En nuestra consulta de psicología en Vigo frecuentemente recibimos pacientes afectados por el diagnóstico de cáncer (ya sea propio o de un familiar) o bien por el fallecimiento de un ser querido. Y puede que este no sea el motivo aparente de consulta, pero directa o indirectamente está afectando ya sea en el contexto de una Terapia de Pareja, de un Trastorno de la Conducta Alimentaria o en una Terapia para Adolescentes. Esto sucede porque muchas veces son fases de las que no somos plenamente conscientes pero que pueden verse manifestadas en otros problemas.

Cuando se recibe la noticia de que un familiar tiene cáncer (o uno mismo/a), aparecen lo que en términos de la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross son las fases psicológicas del duelo, tanto para pacientes enfermos de cáncer como para familiares o cuidadores primarios.

Todas estas fases son adaptativas y tienen un significado psicológico, eso sí, deberán durar un tiempo limitado, de lo contrario la sintomatología podría enquistarse y el duelo no se resolvería. Son todas ellas fases que permitirán a la persona comprender lo que ha pasado y adaptarse a la situación mediante mecanismos de defensa. Los mecanismos de defensa lo que nos permiten es que el dolor no sea tan intenso desde el inicio, sería como pulsar un botón de “pausa” durante un tiempo (para prepararse).

No siempre se atraviesan en el mismo orden o de manera secuencial. Sino que el sujeto podría estar experimentando unas fases u otras de manera arbitraria o, incluso, no atravesarlas todas. Desde Adamia Psicología, valiéndonos de diferentes artículos, las sintetizamos de la siguiente manera:

Negación: “esto no ha sucedido”, el sujeto no quiere hablar del tema, se convierte en un tema tabú o habla como si lo sucedido no hubiera tenido lugar. Esta fase cumple una función amortiguadora, es como un mecanismo protector ante una noticia que la persona no es capaz de asimilar. A través de la negación, el choque con la realidad no es tan brusco. Pero no puede ser indefinida porque estaríamos negando algo real y podría derivar en la no implicación con la enfermedad, en la no búsqueda de la ayuda profesional pertinente o en la no adherencia al tratamiento.

Ira: “es injusto”, percepción de injusticia ante lo sucedido, frustración (¿y si...?) y búsqueda de culpables. Suele proyectarse hacia familiares muy cercanos o hacia uno mismo.

Negociación: “ahora que estoy enfermo/a, voy a aprovechar para dejar de fumar, llevar una vida más sana, viajar, abrir el negocio que siempre soñé…”, es como un pacto con la enfermedad. Consiste en convertir toda la fuerza negativa del momento en energía que permita cumplir sueños o proyectos en el futuro cercano. Se puede ver tanto en el propio enfermo como en familiares.

Depresión: no como trastorno mental, sino como conjunto de síntomas, liderados por una fuerte tristeza. Esta fase consiste en poner los pies en la tierra y darse cuenta de que esa persona ya no está o ya no estará (o no de la misma manera), y que habrá que seguir en su ausencia. El paciente ya está volviendo a su presente. Aquí aparecen miedos básicos del ser humano, entre ellos, el miedo a la muerte o a quedarse solo.

Aceptación: fase de adaptación al diagnóstico o al fallecimiento y su consecuente ausencia. Puede ir de la mano del espíritu de lucha o, por el contrario, de la resignación. Esto dependerá del sujeto. Es una etapa marcada por un fuerte cansancio emocional. Una vez pasada esta fase, se iniciaría la recuperación y el entendimiento de que, para bien o para mal, la vida continúa.

A pesar de que todo este proceso de duelo es doloroso, está demostrado que el ser humano puede superar acontecimientos que a priori podrían parecer insoportables. Prácticamente ningún hecho es lo suficientemente terrible como para que no se logre superar de uno u otro modo, eso sí, con esfuerzo y tiempo. Y es que la evidencia empírica afirma que en la gran mayoría de los casos se da una recuperación anímica tras la pérdida de un ser querido.

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

Ver más publicaciones

Ico Play

Síguenos en Facebook

Envíanos un WhatsApp
640 106 888